Gas Natural

Aunque el gas natural también se puede considerar un combustible fósil, usarlo implica un menor impacto ambiental que el uso de combustibles tradicionales y su uso se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años.

El gas natural se utiliza principalmente como combustible para generar electricidad y calor. En forma comprimida, el gas natural se utiliza como combustible para vehículos y se conoce con el nombre de GNC (Gas Natural Comprimido).

Cuando el gas natural se enfría a -162 °C, forma un líquido incoloro y no tóxico llamado GNL (Gas Natural Licuado). El proceso de enfriamiento reduce el volumen del gas hasta 600 veces, lo que hace que sea más fácil y seguro de almacenar y transportar. En su estado líquido, el GNL no es inflamable. El GNL es llevado a plantas de regasificación para convertirlo nuevamente a su estado gaseoso. El GNL está emergiendo como un combustible más limpio y económico, especialmente para el transporte pesado.

TSG, en colaboración con sus asociados, tiene toda la experiencia necesaria para instalar y mantener los  equipos para suminitrar tanto GNC como GNL.